La alquimia en la guerra

Cómo extraer de la tragedia, sonrisas.

Cómo convertir a los humanos en pájaros.

No puedo quedarme viendo por las pantallas como sufre Ucrania sin hacer nada.

Mi poder como el tuyo en esta guerra es mínimo, ¿cómo detener una guerra? ¿Qué podemos hacer los ciudadanos comunes más que entristecernos ante el hecho? ¿Rezar? Si rezar sirve. ¿Protestar? Pues está muy bien, trae coraje y respaldo al pueblo ucraniano, pero a los intereses que hacen la guerra poco le importan los ciudadanos propios o ajenos, por lo que difícilmente detenga una guerra, o disminuya el sufrimiento “in situ”.

Encontrarle sentido a una guerra, es lo mismo que buscarle el sentido a un hombre que le pega a una mujer, una absurdez. Goliat se enfrenta con David ante los ojos del mundo.

¿Ya viste el documental en la Netflix sobre Ucrania “Winter on Fire: Ukranie’s Fight for Freedom”?

Te lo recomiendo. Tendrás una perspectiva de la valentía de ese pueblo. De su poder de organización, y desde hace cuánto Rusia le está haciendo “mobbing” .

Estoy triste desde que me enteré de la noticia que comenzó la guerra. Porque una vez que comienza la guerra, no sabemos dónde, cuándo y cómo acaba. Pero se me ocurrió una idea para hacer alquimia, transformar el espanto en sonrisas. La muerte en vida. El final en principio.

La idea es la crear una

“Red de contención social”

En este momento 01.03.2022 se les complica a los ucranianos salir de Ucrania, allí es donde los veedores de derechos humanos fallan, ¿Cómo es que todavía no habilitaron un punto de salida protegido por la NATO o Unicef o…alguna de las tantas ONG que existen en este mundo? Todo ser humano tiene derecho a salir de un espacio de guerra. Los bancos no dan dinero, y si salen, pues, ¿a dónde van? ¿cómo se establecen? Pues para eso está la red de contención social.

¿Qué sería una red de contención? Una red de espíritus solidarios que contienen el impacto. Si coordinamos disponibilidad, recursos y confeccionemos una base de datos podemos ofrecerles a las familias o a las madres con hijos o a las mujeres, una ayuda efectiva que consta de cuatro items: alojamiento, tutoría, trabajo y curso de idioma.

Las mujeres,

“trofeos de guerra”.

La guerra que no termina hasta cuando terminó.

La guerra marca un antes y un después. Personas que tienen que irse de sus hogares forzados, todos esos hogares que se parten, esos rostros que no serán nuevamente vistos más que en las memorias de los recuerdos… En esas vidas que se terminaron a paso continuo de otra vida que comienza anexando desde el minuto 00:01, segundos de penurias para el trauma post guerra.

La película “Anonyma: Eine Frau in Berlin” relata lo que pasó en Berlín luego que los “aliados” vencieron. Los rusos violaron a todas las mujeres. La agresión sexual no encontró freno, ni aún llegando a los altos comandos gubernamentales. La disciplina, la ética, la dignidad de los “soldados rusos”, se salpicaron en un charco de lodo de mierda de cerdo. Los homo sapiens en su estado más básico y peligroso: el de chimpacé en celo con arma. Eso paso hace 77 años, pero no se ve ninguna evolución en cuanto a trato y respeto de género en la consciencia de la sociedad rusa, y no se puede esperar entonces de su disciplina militar, la falta del análisis social, de autoreflexión ante los errores históricos y los roles de género, la negación de los homosexualidad, genera mostruos, imagine un soldado ruso gay que es obligado a violar para mostrar su masculinidad? La película “El poder del perro” nos muestra cuanto dolor y celos, cuanta frustracción puede provocar en un hombre gay, tener que “hacerse el macho”. Preveer que van a repetir nuevamente el mismo error, es acertado.

Por lo que sacar a las mujeres de allí, es una prioridad.

“La Barca” Escultura de escultor peruano “Ciro Chavez”
Berlín, Alemania, 2010

La evolución humanitaria que no fue

El escultor peruano Ciro Chavez, me comentó una vez, mostrándome la escultura de su “balza” que la humanidad se mueve, pero no sabemos si evoluciona o no. Hasta ese momento, no había pensado la posiblidad que como humanidad, y como seres, no estemos evolucionado.

Por un momento creí, que la tecnología y los altos estudios a los que tenemos acceso gran parte de la población de este mundo, daban cuenta de nuestra evolución. Pero me equivoqué. Ahora que lo miro en perspectiva, en los últimos 40 años la humanidad transitó el desarrollo tecnológico y de conocimiento a una gran velocidad. De los televisores gordotes pesados tanto blanco y negro como color sin control remoto, aterrizando en las grandes pantallas planas con control remoto y tan livianas que se pueden levantar con una mano… Las computadoras y sus distintas versiones…Los teléfonos móbiles, cada vez más pequeños y más “inteligentes”. Comunicaciones a miles de kilómetros de distancia, por medio de la tecnología, se reduce a un simple click. Tenemos una humanidad ilustrada, dado que la tasa de estudios universitarios en el mundo, es a distancia, la más alta en milenios.

Sin embargo, la evolución humanitaria de conocimiento, no trajo sabiduría.

Solemos confundir el conocimiento con la sabiduría, pero no son lo mismo. Se necesita conocimiento para ser sabio, pero el conocimiento no trae en si mismo, la sabiduría. Porque la sabiduría es la mirada holística de los conocimientos y trae consigo una “ética” que se desprende del aprendizaje que brinda la sabiduría.

Hemos aumentado nuestro conocimiento, de idiomas, de estudios específicos, de masters, de doctorados, desarcertivamente. De nada sirve acumular conocimiento, sino se gana sabiduría o al menos, se evoluciona en la consciencia.

La sabiduría y aquello que llamamos “consciencia” es la que permite entender la ética. El conocimiento y la ética, sin embargo, pueden tomar caminos separados. Un médico que receta un remedio numerosas veces para ganarse un “premio del laboratorio que lo produce” ya sea un congreso, unas vacaciones pagas o un juego de lapiceras, a cuenta de la cantidad de remedios que indica por ese laboratorio, no es sabio.

¿Qué piensas sobre su ética? ¿El cumplimento de Su juramento sobre la Salud?

Cuando lo incorrecto es una endemia social, ser correcto, requiere mucha valentía.

Como que un soldado ruso, detenga a otro soldado ruso antes de violar a una mujer.

Ética.

La red de contención social

La red no pretende ser una ONG, es una organización de espíritus libres y solidarios que pueden dar una mano en un momento crítico y traumático, organizándose para dar una solución efectiva, que cómo se mencionó anteriormente consta de cuatro items: alojamiento, tutoría, trabajo y curso de idioma.

ALOJAMIENTO:

Personas con disponibilidad de alojamiento.

¿Tienes lugar para alojar?

Herman@s de acogida: Personas, familias, que tengan lugar en su casa para alojar, una casa, una habitación o habitaciones vacias, que puedan alojar a las familias hasta que puedan coordinar el trabajo y encontrar un lugar adecuado. La estancia máxima será de tres meses.

Casas, departamentos, habitaciones: Un lugar donde alojarse con alquiler accesible para que puedan establecerse una vez que consiguieron trabajo.

Si alquilas habitaciones a los estudiantes, podrías ponerla a disposición y formar parte de la red.

TUTORES:

Personas que se encargan de guiar a las personas o familias hacia una integración social.

La tutoría comprende ayudarlos a hacer los papeles para integrarse en la sociedad, los ucranianos no pertenecen a la comunidad europea, no se aprobo todavía su ingreso, sin embargo, dada la guerra, hay contemplaciones legales que permiten el ingreso legal. El tutor es la figura que lo ayuda a integrarse en la sociedad, le presenta los vecinos, le cuenta las historias, lo ubica en tiempo y espacio. Lo ayuda a alcanzar sus objetivos.

Los cursos de idiomas en la comunidad europea son gratis imparten los respectivos gobiernos, pero corresponde al tutor guiar su inscripción.

TRABAJO:

Ofrecerles temporalmente trabajo para que puedan despegar. ¿Necesitas gente para trabajar? ¿En qué? A posterior, las personas guiadas por el tutor se podrán integrar conforme a sus intereses en su sociedad, pero en un primer momento, algunas necesitarán trabajar con urgencia.

La inmigración será mayoritariamente femenina.

Si tienes lugar, o puedes ofrecer trabajo, o quieres ser tutor… ¡Participa y sumate a la red!

La red de contención, busca proteger a las ucranianas de la violencia sexual, por lo que las tres figuras que acompañan en la red de contención, están desconectadas, para que en caso de que suceda algo que vulnere la dignidad en el plano laboral o de acogida, sea detenido al instante y tenga las consecuencias legales y sociales que amerite.

Se que muchos de los que leen este escrito, disfrutan de llegar a un país que no conocen, con una lengua que no conocen y vivir allí. Pero, hay mucha gente que le resulta traumático, que no saben como enfrentarse en una sociedad nueva, cómo conseguir trabajo, cómo alquilar, sumado al exilio forzoso, el espíritu sufre, es un momento crítico y vulnerable que la red de contención pretende ayudar a canalizar efectivamente por medio de la solidaridad coordinada.

Portugal y España son en sí, el último destino de los ucranianos, dado que Polonia y Alemania, están más cerca, sin embargo, me parece una maravillosa idea para compartir, dado que con tan sólo coordinar recursos, podemos ayudar al renacer de una vida.

Es una decisión personal, quedarse inmóvil al borde del camino, contemplando el horror y lamentándose de cómo está el mundo, o hacer lo que está en nuestras manos para transformar el dolor y convertirlo en sonrisas.

Hay cosas que no podemos cambiar,
pero hay otras,
que si podemos.

Nuestro poder es ínfimo,

pero a la vez,

inmenso.

One thought on “La alquimia en la guerra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.